+ COBIJAME ESTA NOCHE.

Ir abajo

+ COBIJAME ESTA NOCHE.

Mensaje  Lalypzs_X el Mar Sep 08, 2009 12:33 am

Bien en compensación por mi tan prolongada ausencia, pensé en pasar por aquí y dejarles un regalito, es uno de los fics en los cuales he estado trabajando en www.amor-yaoi.com como parte de una serie, que se títula "Todo lo malo tiene un final feliz" espero que lo disfruten ( Es mi primer One-shot serio)


CAP. 1: Cobíjame esta noche. (La calidez de unos brazos)


Esta mañana desperté temprano, unos leves golpes en la puerta de la habitación me despertaron, pero no me levanté a abrir, por lo que los golpes rápidamente cesaron, como hace una semana que habíamos terminado el tour de la banda, a Shuichi se le había ocurrido la genial idea de quedarnos un tiempo más por aquí para conocer y para ver si es que se inspiraba, y cada mañana venía a mi cuarto a buscarme a molestarme para salir a una tonta sesión fotográfica, lo extraño es que nunca invitaba a Fujisaki, siendo que en un principio se llevaban bien, desde el último concierto que se podía sentir la tensión entre ellos dos, Shuichi lo miraba como queriéndolo matar y él simplemente le respondía con miradas resignadas y trisites, creo que se lo merece, nunca me agradó mucho, simplemente lo soporté porque era lo mejor para la banda y más importante porque a él, a Shuichi, mi mejor amigo, el amor de mi vida le agradaba, pero como ahora las cosas parecían no marchar muy bien ya no tenía que pretender, ahora podía ser yo mismo, y ese era el plan de ese día, ignorarlo olimpicamente para hacerle sentir mal y todo funcionaba bien hasta que Shuichi me contó las razones por las que había peleado con el chico.

- Hiro -Comenzó.

- ¿Si? -Le pregunté mirandolo seriamente.

- Tu sabes que te tengo mucha confianza y que tu siempre has estdo a mi lado -Me sonrió.

- Claro, para eso están los amigos -Me reí dolido en el alma.

- Bien, por eso quería contarte algo... -Dudó durante unos segundos- No sé si lo notaste, pero peleé con Suguru.

- Es obvio -Le comenté reprimiendo una risa- Se nota a leguas.

- Es que... Quiero decirte por qué peleamos, no es algo que pueda decirle a alguien más, pero... Estoy un poco confundido y... No sé... Creo que asustado.

- ¿Qué puede ser tan grave?, Vamos no bromees no puede...

- Yuki me está engañando con él -Me soltó de repente.

- ¡¿Qué?!

- Lo sospechaba desde hace un tiempo -Comenzó tristemente- Como están conectados por Tohma en un principio no me pareció extraño que conversasen de vez en cuando, pero luego se veían más y más seguido y yuki... ¡Tu sabes como es él!, el nunca es amable con la gente -Recalcó la palabra nunca- Y esa noche del concierto Suguru estaba llorando y... y... y Yuki lo estaba abrazando y lo tranquilizaba -Hablaba muy rápido por lo que era difícil entender el sentido de todo- Le decía que se calmara y lo abrazaba y abrazaba, nunca se dieron cuenta de que yo estaba allí, pensé que era un gesto lindo de Yuki y me mantuve calmado, pero entonces Yuki le dijo -Imitó su voz- “¿Acaso él lo sabe?” y suguru le respondió que no, que no se lo había dicho, y él le preguntó que entonces cómo podía saber que iba a reaccionar así y él le dijo que era obvio, que con una noticia así cualquiera se enojaría y dijo que temía que lo dejase de hablar o que se aejase de él, que lo repudiase, dijo que quería tenerlo de amigo y Yuki le dijo... le dijo... -Repentinamente se calló y escondió su cabeza entre sus piernas- Él le dijo que si él era de esa forma que mejor ni siquiera considerase la amistad, que tenía que ser sincero, mentir es malo y que si lo perdía aún tendría un gran amor con él... -Calló.

- Shu, no hay cómo saber si es que hablaban de tí.

- Sí la hay -Me dijo desesperado- De no ser así, entonces por qué se veía tan culpable cuando el concierto terminó.

- Pudo haber sido por cualquier otro motivo -Le insté a creer, aunque la idea de un engaño por parte del escritor podía beneficiarme no quería verlo sufrir.

- Hiro necesito tu ayuda -Dijo repentinamente necesitado- Quiero que averigues si es que es verdad, si le gusta Yuki, tan sólo quiero estar seguro.

- Tu sabes que él nunca me agradó, cómo esperas que consiga esa información.

- No lo sé, pero no puedo pedirle a nadie más que haga esto, por favor...

¡Dios!, cuando pone esa cara hace imposible que le diga que no, ¿Por qué tengo que amarlo tanto?

- Está bien, pero no creo que lo pueda lograr.

En ese momento Shuichi se lanzó a mis brazos y me dio un efusivo gracias y luego se fue de la habitación, durante todo el día estuve buscando formas de acercarme a él y no lo logré, estaba tan confundido y él se veía tan extraño, tan igual a alguien que conocía, tan igual a Shuichi, tanto que simplemente no pude preguntarle o pretenderlo, ¿Qué ganaba yo con eso?, cuando los nervios no me dieron para tanta situación me quebré, escondido en el baño lloré, lloré por mi amor imposible, por Shuichi, por lo que me pedía hacer, de mí dependía que su relación sobreviviese y no me creía capáz de tomar esa decisión, si mentir o decir la verdad, todo dependía de lo que Fujisaki me dijese, y como por arte de magia, como por invocasión en ese mismo momento apareció Fujisaki, traía los ojos abnegados en lágrimas y las mejillas sonrojadas, a penas vio mi llanto paró secamente y se diculpó, intentó salir del baño, pero en ese instante para complicar más las cosas apareció Shuichi al vernos ahogó un grito de sorpresa, y yo le explique sonriente que no pasaba nada, que nos cababamos de topar allí, aunque un poco desepcionado, él se fue y tras de él Fujisaki, desde ese momento que estoy aquí, acostado en el suelo pensando en lo que me trajo el día, ya ha anochecido y aún no sé qué hacer con Fujisaki, Shuichi viene cada dos horas a comprobar si es que e avanzado en algo, y es que está tan inseguro que no puede dejar de pensar qué pasaría si el escritor lo deja por alguien más, y eso lo mata por dentro, ¿Qué debo hacer?, en esos pensamientos estoy cuando escucho un leve golpear en la puerta, es él de seguro, aunque pasan de la media noche y debería estar durmiendo.

- ¿Quién es? –Pregunto con dificultad.

- Etto… Fujisaki desu – Me respondió una voz ligera, ¡Pero que oportuno!- ¿Puedo entrar?

- Hai, entra… - Supongo que la vida quiere que haga este descubrimiento y tendré que hacerlo- Está abierto.

-Hai.

Lentamente la puerta empezó a abrirse y pude ver cómo aparecía nada menos que Fujisaki, estaba un tanto tambaleante como si hubiese injerido una cierta cantidad reprochable de alcohol, cuando me vio sentado en el suelo sonrió tímidamente y suspiró.

- Hiro-san.

- ¿Si? –Le pregunté en voz baja.

- Atashi… -Su rostro comenzó a formar una mueca de tristeza- Ya no sé qué hacer –Susurró.

Luego de decir esto se arrodilló frente a mí, no puedo hacer nada más que mirarlo, no sé que hacer en estos momentos, debo intentar pretender ser su amigo, pero realmente no sé cómo comportarme, generalmente de ser Shuichi le abrazaría, pero temo lo que pueda pasarme si lo abrazo o si llego a tocarlo, si se parece tanto a mi amor imposible, no sé que me pase, ¿Qué debería hacer?, ¿Acaso debo proseguir y hacerle este tonto favor a Shuichi o simplemente debo pedirle que se vaya?.

- Fujisaki -Le llamo al tiempo que me levanto y me acercó a él- ¿Estás bien? -Obviamente la pregunta es idiota, se nota a leguas que no está bien, pero no se me ocurria nada más original para decir.

- Ha-hai -Me contesta con la voz entrecortada.

- ¿Qué haces aquí tan tarde? -Le eprocho, ya que no sé cómo comenzar la conversación.

- Gomen... Gomen... -Me dice mientras se seca las lágrimas, en ese momento noto otra simlitud entre él y el chico de mis sueños, Fujisaki se ve tan frágil y lindo como Shuichi, ¿Por qué será?- Pero no sé qué hacer, ni a quién recurrir.

- Descuida -Le tranquilizo, después de todo ya me había resigando a no dormir aquella noche, lo mejor sería sacar de dudas al pobre Shuichi, tendría que jugar un poco con este chico de ojos llorosos, dime, ¿Eres el amante de Yuki?- ¿Qué te pasa?

- Cosas tontas -Me aseguró con los ojos rojos y las mejillas sonrojadas- Necesitaba hablar con alguien, pero creo que es tonto el molestarte a estas horas -Dijo mientras se levantaba.

- No, no es molestía -le aseguré impidiendo que se alejase de mí, al momento que mi piel toco la suya una descarga eléctrica recorrió todo mi cuerpo por lo que bruscamente nos soltamos.

Me quedo en silencio por un tiempo, no sé que decir, y creo que él tampoco, me ha visto llorar, hoy en el baño, me vio sufriendo, tal vez por eso recurrió a mí, siente más confianza por mí, ¿Acaso está realmente así de desesperado, qué le hizo Yuki... O Shuichi para provocar estas lágrimas?,sin querer noto que me importa más de lo que debería y comienzo a poner más atención en él, es delgado, un tanto más bajo que yo, sus labios son pequeños, pero carnosos, y sus ojos son simplemente perfectos, su rostro tiene un color tostado cremoso, realmente se ve delicioso, espera un segundo, ¿Yo pensé eso?, ¿Yo?, es casi imposible que esos pensamientos saliesen hace tan solo unos segundos, no puede ser, ¿Acaso deseo a este chico?, ¿Por qué?, ¿Es acaso porque se parece a Shuichi?, no imposible, no puede ser así, no puedo pensar en él de esa forma. Lo vuelvo a mirar, él tiene la mirada perdida entre las cortinas de la habitación, sus ojos aún llorosos se concentrar en algo que no puedo ver, mientras que se muerde el labio inferior, el más carnoso, el más apetitoso, ¡Hiro basta!, debo controlarme, mente en el plan, mente en el plan, ¡No puedo hacerlo si sigue mordiendo sus labios!

- ¿Hiro-san? -Le oí llamarme aún mirando las cortinas- ¿Tu le amas? -La pregunta me atrapó volando bajo.

- ¿A quién? -Le pregunto desentendido.

- ¿A quién más? -Me mira tristemente- A Shuichi.

- ¿Pero que dices? -Intento parecer casual mientras mi corazón late cada vez más fuerte, si lo sabe... Entonces debo evitar que los demás lo sepan.

- No vale la pena mentir -Dice al tiempo que una lágrima abandona su rostro- Tan solo lo hace más doloroso.

- ¿Por qué piensas que...?

- Porque se nota -No me dejó continuar el teatro- He visto esa mirada antes, tu simplemente estás perdido por él -Dice entre leves sollozos, a cada uno que abandona su cuerpo mi cuerpo lucha contra mi mente para abrazarlo- Admítelo.

- Es inútil -Le concedo alejando mi mirada de su rostro- Aunque lo haga no ganas nada, ¿O sí? -Le desafié.

- A decir verdad no, solo... -Hace una pausa, así que decido mirar, cerró los ojos- Sé lo que se siente el caer por el equivocado -Susurra apaciblemente- Si tú lo admites simplemente me sentiré menos solo.

- Me viste hoy -Comienzo pausadamente- Y lo has visto a él... No puedo arruinar su felicidad por caprichos tontos y por favor no me pidas que itente decirselo -Le pido aferrandome a la posibilidad de hacerlo entrar en confianza conmigo- Nada bueno saldrá de ello.

- No iba a hacerlo -Su voz sonaba vacía- Yo no lo haría, yo... -Carraspeó- Yo no lo haré.

Continúa!!!
avatar
Lalypzs_X

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 01/07/2009
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://lalyakcz.metroblog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: + COBIJAME ESTA NOCHE.

Mensaje  Lalypzs_X el Mar Sep 08, 2009 12:35 am

- No iba a hacerlo -Su voz sonaba vacía- Yo no lo haría, yo... -Carraspeó- Yo no lo haré.

Ante aquel comentario solo pude mirarlo fijamente, ese era el primer indicio, todo estaba funcionando, al parecer era fácil de engañar, pero me asustaba la manera en que se daban las cosas, me molestaba que todo su cuerpo me invitase a hacer cosas tontas, ¿Por qué lo hacía, por qué provocarme con la inocensia que realmente no tiene?, Eso no iba a funcionar mi mente estaba concentrada en sacar información de él y me aseguraría de sacar solamente eso de él.

- Yo... Desde que llegué a Bad Luck la vida me ha sonreído más frecuentemente que antes -Comenzó- Pero aún así no está lista para dejarme ser feliz -La voz se le ahogaba con cada palabra, las lágrimas luchaban por salir y él a toda costa quería mantenerlas en su interior- Siempre me intereso por quien sé no es para mí...

- ¿Por qué me lo cuentas? -Evité una sonrisa, se estaba abriendo ante mi, pronto sabría la verdad.

- Ya te lo dije, no sé a quién más recurrir, hoy cuando te ví, supe en seguida que era por Shuichi, cuando él entró tu rostro se iluminó y fue como si nada hubiese pasado, claramente tu corazón siempre se inclinará por él, pensé que... Que tal vez podría decirtelo sin que te importase, demo... No te preocupes... Yo me resigné hace mucho -Sonrió torpemente- Me es imposible no perder contra alguien tan bueno -Otra buena señal- Y tampoco puedo amar abiertamente .

- Nuca lo sabrás si no lo intentas -Le sugiero solo para animarlo a hablar más, necesito pruebas concretas.

- Ya lo hice y perdí, perdí tantas veces que ya no quiero intentarlo.

- Debes arriesgarte, ¿Acaso no es sobre eso que se trata el amor? -Le sonrio.

- ¿Cómo puedo decirle la verdad? -Vamos por buen camino- Sé lo que va a pasar y no me gusta el final, no me animes a hacer cosas tontas -Rie- no quiero herir a quien amo, no quiero su odio, no me importa que pase conmigo, simplemente me importan los demás, me importa... me importas -Me dijo mirando el suelo, pobre de seguro no sabe lo que dice, yo me quedo quieto y lo miro esperándo la confesión definitiva- ¿Sabes? -Me mira- Es algo que se aprende cuando se ama como yo lo he hecho, nunca busques tu final feliz, porque no existe... -Dice al tiempo que baja la mirada nuevamente y comienza a hacer extraños dibujos con los dedos en el piso- Es menos doloroso de esta forma.

- Yo creo que la gente sufrirá más si no hablas -¡Vamos dímelo ya!- Es mejor no quedar con dudas.

- No importa que hable todo ya terminó, Shuichi ganó de todas formas -A penas menciona esto su rostro se descompone y me mira asustado- Yo no...

- ¿Tú no qué? -Le pregunto, ahora que tengo lo que necesito, ya no debo mentir, lo admite, él tenía algo con Yuki, pero al parecer éste terminó con él, tal vez supo que Shuichi se enteró y decidió dejar el juego, tal vez por eso él lloraba hoy, por eso llegó casi borracho a mi habitación.

- Yo... -Guardó silencio- Nada... Espero que no me odies.

- No te odio -Le digo y veo resurgir alegría en su rostro- Sólo me das asco -Y entonces todo se esfuma.

- Te dije que era mejor no decirlo, aunque estoy acostumbrado a ser odiado, esto ni siquiera fue mi cul...

- ¡No digas eso! -Lo callo tras darle un puñetazo en el rostro- Mírate, eres patético, jamás digas que esas cosas no son tu culpa, después de todo tú eres quién controla tus emociones, si hiciste lo que hiciste es porque lo querías.

- El amor no se controla, sólo llega -Llora.

- Eso no es amor -Me burlo de él- Si dices eso, entonces no conoces el amor, el amor no planea detruir la felicidad de otra persona.

- No quería hablar para no ser odiado, me forzaste a hacero y ahora me insultas -Llora cada vez más alto- ¡Ya me cansé de esto!

A penas grita eso se levanta de golpe del piso y su leve borrachera hace que caiga directo sobre mi, entre mis brazos sobre mi cuerpo aferrándose a mí, nuestros rostros están tan cerca el uno del otro que la tentación es demasiado grande, sus labios a medio morder me invitan a deborarlos y no puedo resistirlo, solo soy humano, a penas hago presión sobre sus labios él abre la boca y me deja explorar su cabidad bucal, es cálido y dulce, exquisito, deleitante, cierro los ojos para disfrutar el contacto e inmediatamente siento mis manos guiarse solas por su cuerpo dulce e infantil, aunque es mayor tiene una apariencia más que violable y eso me está volviendo loco, poso mis manos en sus nalgas, se sienten esponjosas, él jadea dentro de mi boca, ¿Habrá hecho esto mismo con Yuki?, el pensamiento hace que me hierva la sangre, ¿por qué?.

- ¿Por... qué? -Pregunta cuando mi lengua sale de su boca.

Como no quiero responder vuelvo a asaltarlo, y él no se opone, como si quisese que esto pasara, mis manos entran en su camiseta, por la espalda, está tan tivia y mi mano tan fría que se estremece, mientras tanto mi otra mano se entretiene entrando por su pantalon, si bien es cierto que jamás he hecho esto con un hombre creo que soy bastante instintivo como para poder hacerlo.

- ¡Hiro! -Gime cuando mi mano entra finalmente y comienza a acariciar su pequeño trasero.
Poco a poco siento una nube extraña cubrir mis pensamientos, mi cordura, no puedo sino ver una silueta sobre mi cuerpo, no tiene rostro, o tal vez yo no quiero que lo tenga, cada vez que mi piel toca la suya siento un estremecimiento tan grande que me llena de calor el rostro y el pecho, tan, tan exquisito, tan, tan deleitante, ¿Por qué no puedes ser Shuichi?

- ¡Ah! -Le oigo gemir para mi, tiernamente, tan inocente como sé que no es- Hi- Hiro -Me llama tan seductoramente, no puedo creer que sea así, tan... perfecto.

- Sh—sh...shh -Intento acallarlo para poder continuar con mi labor más concentradamente.
Mi boca viaja por su cuello y mis manos desabotonan su camisa, viajo recorriendo esa piel perlada y cálida, simplemente hermosa, ¿Qué tiene este chico que con un gesto me hizo sentir así?

- Mhhh... hhh, precioso -Le digo y todo su cuerpo se tensa, ¿Acaso con mi voz le he hecho recordar quien soy?- ¿Q- qué te... pasa? -Me burlo de él aún besando su piel, saboreando su cremosa piel.

- Tu... -Solloza- Esto no está bien.

- ¿Por qué? -Lo desafió- Olvida un poco tu orgullo -Hago una pausa para besar su cuello- Olvida tu amor y simplemente dejate llevar.

- No puedo -Dice casi llorando- ¿Cómo esperas que... que luego pueda mirar... -Se detiene al ahogarse con sus lágrimas- a los ojos?

-No es necesario que lo hagas -Le digo tras volver a comenzar mis caricias, si le daré la información a Shuichi sobre el engaño de Yuki, entonces planeo disfrutar, aunque sea esta noche, ya no me quedará más y por lo menos me habré vengado por él, de este hombre que se abre ante cualquiera, buscando consuelo en quien lo quiera consolar- Recuerda que él no te ama.
avatar
Lalypzs_X

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 01/07/2009
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://lalyakcz.metroblog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: + COBIJAME ESTA NOCHE.

Mensaje  Lalypzs_X el Mar Sep 08, 2009 12:36 am

Luego de decir eso él simplemente se deja hacer, siento como recuesta su cabeza en mi hombro y deja que las lágrimas caigan libremente empapando mi ropa, no me siento mal por haberle recordado que Yuki jamás lo querría, que él quería a Shuichi, porque él es el doble de mejor que él.

- Solo será... -Lloró- Solo será por hoy...

No le respondí nada, yo sé que es verdad, y sin embargo me siento mal al pensar que mañana hara esto mismo con otro hombre, que seducira a alguien más tal y como hizo conmigo y con Yuki, tal vez debería hacerlo más difícil para él, darle torpe cariño dentro del orgasmo, un favor especial para quien casi destruye la vida de quien amo, pero lo más extraño de todo, es que no estaba celoso por eso, estaba celoso porque no lo hiciese siempre conmigo, porque de una u otra forma creo que me gusta, raro, yo que amo lo imposible, a mi me gusta este chico, no lo creo, eso sí es imposible.

- Solo será… por hoy –Repito sus palabras en mi inconsciencia y siento como el llora fuertemente, tanto que rompe el alma, ¿Acaso lloras por tu amor imposible?, aceptalo, Yuki no vendrá a salvarte.

A medida que los sollozos se calman y su respiración se regulariza mis movimientos se hacen más rápidos y precisos, comienzo con quitarle la camisa completamente, para poder besar y morder aquellos botoncitos rosas que me hacen delirar, con cada morida, con cada beso y cada lamida siento como su cuerpo se estremece bajo el mío y sus gemidos resuenan en mi cabeza, ¿Acaso los hombres pueden gemir tan sonora y deleitantemente?, repentinamente su cuerpo se tensa y amargas lágrimas caen sobre mis cabellos, levanto la mirada esperando encontrarme con su rostro molesto, pero en cambio lo que hizo fue robarme un beso, un profundo y jugoso beso. Mi cuerpo con cada movimiento del suyo despierta y clama por más, es entonces cuando pierdo el control de mi mismo, es entonces cuando le quito la ropa y me abalanzo sobre su tierno y cremoso cuerpo, hago todos mis sueños realidad en estos momentos, y convencido de que mi acompañante es ya un profesional no dudo en reclamar aquella parte de su ser que de nadie es, pero que al mismo tiempo es de todos, entro profundamente, de un solo golpe, lanza un chillido agudo y cargado de dolor, pero esa no me la creería, sin siquiera esperar comienzo a penetrarlo deseperadamente, profundamente, es tan exquisito y sus gritos son tan inocentes que me dan ganas de seguir y seguir hasta que ya no quede ni una sola pizca de energía en mi cuerpo, quiero desbordarme dentro de él, llenarlo hasta el fondo, ser entre los miles y muchos, alguien inolvidable y es entonces, cuando estoy a punto de lograr mi cometido que mi cuerpo me sorprende, bajo la intensidad y comienzo un ritmo más sereno, más tierno, y cuando me atrevo a preguntar lo que pasa mi mente me responde “Es que no quiero hacerle daño”, pero si ha hecho esto tantas veces, ¿Cómo voy a hacerle daño?, entonces lo miro, está jadeando, sus mejillas están rojas, está agotado y bajo él hay algunas manchas de sangre, en sus ojos hinchados se pueden ver los residuos de sus lágrimas, siento pena por él, siento que he sido un idiota, y no sé porqué, se supone que lo odio, entonces.

- ¿P-Por q—que te... detienes? -Solloza, puedo ver en sus ojos la más profunda tristeza y eso me encoge el corazón- Si ya... comenzaste, no pares -Llora y se cubre el rostro lleno de vergüenza.

En ese gesto veo que mis comparaciones eran tan erroneas, él no es como Shuichi, él es mil veces más hermoso, él es mil veces más perfecto, es simplemente el ideal, si tan solo no tuviese tantos dueños yo podría amarle, al arrivamiento de esa conclusión la pena se desborda de mi pecho, instintivamente me recuesto contra él, cuidando de no dañarlo más, pero es imposible, intento abrazarlo, pero él me rehuye, susurra cosas incoherentes y me insta a continuar, yo entre lágrimas y ocultando mi rostro continúo, pero esta vez con más cuidado, ya no quiero hacerlo llorar.

Comienza a amanecer, no sé en qué momento fue que me dormí tan plácidamente abrazando este cuerpo tan hermosamente frágil, que por esta noche fue mío y no de cien hombres más, el corazón me duele, porque aún lo veo llorando, y yo cause las lágrimas, no llores, por favor no llores.

-No te preocupes -Le digo y beso su mejilla- Te aseguro que no le diré a Shuichi, no tienes que sufrir -Con cada palabra que digo aprieta más las sábanas y aumentan sus lágrimas- No es porque me des lástima, ni tampoco porque no quiero heririlo, aunque creeme, no quiero hacerlo, es solo... -Dudo- Es solo que...

- Es sólo que te da asco que sepa lo que hicimos -Solloza descompuestamente- Está bien, lo entiendo...

- No, no, no -Le digo apresuradamente y tomo su hermoso rostro en mis manos- Eres hermoso, ¿Por qué me darías asco?

- ¿Y por qué otra razón no le dirías al amor de tu vida que nos acostamos?, espera -Me mira sorprendido- ¿Dijiste hermoso?

- Hermoso en verdad, pero no me refiero a lo del sexo, él no tiene por qué preocuparse de eso, sino de ti y Yuki, no le diré, para no hacerte sufrir.

- ¿Yo y Yuki? -Me mira desentendido.

- No te hagas, él ya descubrió hace mucho que ustedes dos están juntos, pero como ahora serás mío creo que no hay problema -Sonrío.

- Eso es... -Comienza a reír infantilmente- Lo más tonto que he oído en mi vida.

- ¿Cómo? -Pregunto herido en lo más profundo de mi ego, juré que aceptaría, es decir, se ahorra una repremienda- ¿Qué tiene de malo que seas m..? -Tapa mi boca con la suya, ¿Por qué me rechaza y luego me besa?, no tiene sentido.

- No eso -Me sonrié- Lo otro, ¿De dónde sacaron que teníamos algo?

- Pues Shuichi escuchó lo del concierto y pensó que...

- Ahhh... -Me miró tristemente- ¿Tu también lo pensaste?

- Así es, no tenía motivos para no creerlo -Dije avergonzado, sin saber porqué.

- Tal vez porque en cierta parte somos parientes y él es el novio de Shuichi, eso es más que suficiente.

- Pero... Estábas triste y llorabas, te veías culpable, y tu... tu dijiste que Shuichi ya había ganado por eso...

- Nunca lo entiendes -Sonrió melancólicamente- Shuichi ya me ganó – Lo miro interesadamente- me ganó tu corazón, yo sufro por tí, porque hace mucho que... -Esconde su mirada bajo las sábanas- Te amo -Dice a penas audible.

- ¿Qué? -Quito la sábana de su rostro para mirarlo sin tapujos tal y como momentos antes había podido contemplar su cuerpo.

- Ai shiteru, ai shiteru, ¡Ai Shiteru! -Me grita finalmente completamente sonrojado- Desde un principio te he amado y desde un principio que él tiene tu corazón bajo llave, al único que le he dicho esto es a Yuki y él me pidió que te dijese, pero yo era tan cobarde que no podía, finalmente logré medio emborracharme para tomar coraje y decidí venir a verte... Jamás... Jamás esperé que las cosas resultasen así, lo lamento.

- ¿Quiere decir que yo...? -Me detengo en seco, yo le hice todas esas cosas crueles y rudas a un chico más que virgen e inocente, puro, yo realmente lo hice sangrar desde lo más profundo por celos infundados, soy una horrible persona.

- Lamento si mis sentimientos te confunden o molestan -Se levanta, pero yo lo detengo con un abrazo, aún sin poder creer que yo le hice eso a esta persona tan hermosa y dulce- No necesito lástima, ya te dije... No me molesta ser odiado...

- Pero sí ser amado -Le corto la frase mientras entierro mi cara en su vientre- Quiero amarte -Susurro contra su piel- Necesito amarte, si me perdonas lo tonto que fui, yo... yo pensé que a quién tu amabas era Yuki, por eso fui tan cruel, los celos me mataban y no sé en qué momento me enamoré de ti, tal vez fue a penas te vi, no lo sé... no lo sé, pero por favor perdoname, soy la persona más tonta del universo.

- Hiro tu... -Levanta mi rostro y me mira directamente a los ojos, veo tanta paz en los suyos, tanto amor, tanto que me duele, ¿Acaso merezco ser amado por alguien así?- Hiro -Repite mi nombre- Hiro -Sonríe- Hai, hai -Termina llorando.

En ese momento siento un pedazo de mi alma acoplarse con mi corazón, al fin juntos, sé que me tomará mucho tiempo hacer que olvide lo mal que lo hice sentir, lo tanto que lloró esta noche por mi culpa y las cosas feas que le dije, pero si me lo permite estaré a su lado cada día cuidando que no se lastime, sé que suena patético y casi absurdo, pero recuerdo a Shuichi alguna vez diciendo que el amor era tan escurridizo que le encantaban las máscaras, y que la más insensata era la del odio, ¿Y qué si lo amé todo este tiempo, pero no lo quise admitir?, amaba a Shuichi, pero como amigo, siempre lo admiré y no me fijé que confundí la amistad con amor el mismo día que Suguru llegó a mi vida, aquel chico tan hermoso, no lo quise porque se pareciese a Shuichi, sino que quise a Shuichi porque se parecía a él, y esa es la verdad, no hay nada más que decir, sólo que espero que con el tiempo él pueda perdonarme y que no tema amarme, aunque con este comienzo cualquier cosa puede pasar más adelante no temeré en buscar mi final feliz, ese que está a su lado.

FIN



Bye - Bye!!!
avatar
Lalypzs_X

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 01/07/2009
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://lalyakcz.metroblog.com

Volver arriba Ir abajo

Re: + COBIJAME ESTA NOCHE.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.